beWanted conecta a los mejores
universitarios con las empresas

Sobre empleo

Prácticas remuneradas

Las ofertas de prácticas son actividades que buscan la mejora de las competencias profesionales y formación del estudiante o joven graduado. Realizar prácticas es una oportunidad de oro para ganar experiencia en un puesto de trabajo en el que aún no se controlan todas las funciones y es necesaria la adaptación al mercado laboral del candidato.

Esta oportunidad ayuda también al acceso directo a la plantilla de una empresa. Si el estudiante o recién licenciado consigue mostrar su valía y se adapta al método de trabajo de la empresa, es posible que sus superiores consideren su posible incorporación o ampliación del contrato.

Tipos de becas

Existen varios tipos de becas dependiendo de las condiciones que ofrezcan a los candidatos, en este caso:

Becas remuneradas:: Las empresas contratantes ofrecen a los jóvenes que se incorporan en prácticas un sueldo o una ayuda para que puedan mantenerse durante el tiempo que dure su trabajo dentro de la empresa. En este caso, el trabajador, al ser novel, obtiene formación a cambio de servicios que beneficien a la empresa.

Becas sin remunerar o voluntariado:: En ocasiones, hay compañías que deciden ofrecer formación y aprendizaje a cambio de la incorporación en el futuro del candidato. Es decir, este tipo de experiencia debe capacitar al universitario para un puesto en concreto y que estos conocimientos puedan ser útiles para incorporarse a la entidad o para adquirir experiencia y conseguir un primer empleo en el futuro. Entran dentro de este tipo de prácticas las que se realizan en organizaciones sin ánimo de lucro.

Tipos de prácticas según su duración

Existen prácticas de diferentes tipos según el tiempo que el candidato va a trabajar. Esto se suele adaptar a los horarios de los estudiantes y los objetivos de las mismas pueden variar.

Media jornada: Este tipo de contrato se ofrece a los estudiantes universitarios que aún estén cursando la carrera y deban compatibilizar las prácticas con sus estudios. El objetivo de estas prácticas suele ser dar apoyo a determinados departamentos de la empresa o formar a los estudiantes para identificar el mejor talento y poder incorporarlos tras este periodo a la plantilla de la compañía.

Jornada completa: Suelen ofrecerse prácticas a jornada completa remuneradas para los estudiantes de últimos años de carrera que puedan compatibilizar lo que les queda de la carrera (proyectos de fin de grado, pocas asignaturas), ect. También pueden acceder a este tipo de prácticas los recién titulados o estudiantes con poca experiencia que deseen acceder al mercado laboral a través este tipo de experiencia.Es posible, que en muchas titulaciones, sobre todo de postgrado, el tiempo para realizar prácticas remuneradas en empresas sean de un año tras la finalización de los estudios. Esto permite que los universitarios puedan tener un mayor acceso al mercado laboral.

La remuneración en este caso, suele ser más alta, ya que ocupa el 100% del tiempo disponible para trabajar del candidato.

Prácticas remuneradas en bewanted.com

Bewanted ofrece ofertas remuneradas a los universitarios registrados en la plataforma.

Entendemos que todo trabajo y esfuerzo por parte de los jóvenes debe tener una compensación económica que ayude a este a demostrar su valía y se vea reconocido su compromiso.

Aún así, beWanted también permite acceder a ofertas sin remuneración solo en caso de que los alumnos registrados lo soliciten desde su panel de configuración. De no activar esta casilla, no tendrán acceso a este tipo de ofertas.

Tipos de contratos de prácticas remuneradas

Contrato en prácticas:: Se trata de una experiencia puramente formativa según el nivel de titulación que tenga el candidato. En este caso, se solicita un certificado de profesionalidad, es decir, título universitario o de Formación Profesional. Las tareas a desarrollar serán siempre afines a la formación del candidato para completar su experiencia teórica.

Este tipo de contratos tiene una duración de entre 6 meses y 2 años. Nunca puede ser menos o más tiempo; aunque no tiene limitación por edad.

La remuneración de este tipo de contrato va asociado al convenio colectivo según el puesto a desempeñar y su formación académica; sin que pueda ser nunca inferior al salario mínimo interprofesional. El trabajador con este contrato, tiene derecho a la prestación por desempleo.

Contrato de Beca:: Los becarios no son considerados trabajadores, ya que no se rigen por este estatuto y están vinculados siempre a un Centro de Estudios a través de un convenio de colaboración entre este y la empresa.

Las becas forman parte del Plan de Estudios de la titulación y pueden ser curriculares o extracurriculares. Al estar ligadas a la Universidad o Centro de Estudios, los estudiantes siempre están tutorizados por un representante de la empresa que guíe la formación del universitario.

Será el convenio educativo de empresa y Universidad el que fije horario, remuneración o ayuda al estudio.

Contrato en formación: El trabajador pone en práctica todas las tareas necesarias para aprender y hacerse profesional en unas tareas o puesto determinado. A este tipo de contrato solo acceden los candidatos que no tengan certificado de profesionalidad o titulación.

Salvo excepciones, a este tipo de contratos pueden optar los jóvenes hasta los 25 años (depende de la tasa de desempleo) y la duración del mismo solo puede variar entre 1 y 3 años.

En cuanto a la retribución, se rige igual que el contrato en prácticas: el salario va asociado al convenio colectivo sin que sea nunca inferior al Salario Mínimo Interprofesional. El trabajador con este contrato, tiene derecho a la prestación por desempleo.