Bewanted conecta a los mejores
universitarios con las empresas

Sobre empleo

Prácticas en el extranjero

Existen muchas razones por las que realizar prácticas fuera de España cada vez es una decisión que toman más universitarios y recién licenciados. Ya sea por la falta de oportunidades, por las ganas de afianzar idiomas o por dar un impulso a la carrera profesional a través de una experiencia internacional.

Las prácticas en empresas, ya sean nacionales o internacionales siempre son experiencias formativas, es decir, buscan la experimentación en primera persona de todos los conocimientos teóricos que se adquieren en la Universidad o Centros de Estudio. Este tipo de prácticas se escogen para ampliar los intereses profesionales de los estudiantes o jóvenes graduados. Facilitan experiencia laboral y competencias idiomáticas para tener cierta ventaja competitiva en el futuro.

Los programas de movilidad que incluyen prácticas laborales puedes ser:

Remunerados: La mayoría de las empresas ofrecen una ayuda o remuneración a cambio de trabajo y formación dentro de la compañía. Este sueldo dependerá de la titulación, puesto, responsabilidades, y sobre todo, del nivel de idiomas y experiencias previas del candidato.

No remunerados o voluntariado: También existe la posibilidad de entrar en una empresa sin remuneración (o bolsa viaje, ayuda). Este tipo de programa de prácticas se ofrece normalmente si el candidato tiene poco nivel de idiomas y el objetivo es la formación en el idioma.

Ventajas de realizar prácticas en el extranjero

Mejorar el nivel de idiomas: Todos los estudiantes, cuando se enfrentan al salto al mercado laboral son conscientes de la importancia de los idiomas para participar y destacar en los procesos de selección. Esta es una de las principales ventajas, trabajando en el día a día es como mejor se aprenden expresiones o vocabulario específico del sector en el que se desea trabajar.

Competencias personales: Además de las competencias profesionales, también se adquieren ciertas habilidades personales que son importantes a la hora de incorporarse a un nuevo puesto de trabajo. El hecho de conocer otra cultura, otras costumbres y ser capaz de ser autosuficiente fuera de casa, es un punto a valorar cuando se busca trabajo tras estas actividades internacionales.

Consejos a tener en cuenta si vas a realizar una beca internacional

Información: Antes de emprender esta experiencia es importante que investigues acerca de la homologación de tus títulos universitarios para así encontrar unas prácticas y conseguir un contrato sin problemas administrativos.

Estudia el idioma: Ponte a punto, revisa la gramática y el vocabulario antes de salir de viaje. Esto hará que te sientas con mayor seguridad y refresques aquellos términos que usarás a diario cuando estés fuera.

Adapta tu CV: En cada país, el orden del currículum, la importancia de los apartados o qué incluir es diferente. Por ello, tienes que informarte de qué estructura vas a seguir para que tu CV sea válido en los procesos de selección a los que puedas optar.

Paciencia: Es importante que te cargues de energía positiva y tengas mucha paciencia para que tu esfuerzo se reconozca. Si ya es difícil demostrar y potenciar tus aptitudes para un puesto de trabajo en tu país, más difícil es hacerlo en el extranjero, pero no te rindas porque el valor y los objetivos claros, son siempre recompensados.

Tipos de contratos en el extranjero: Analiza muy bien las condiciones generales del contrato en prácticas que te ofrecen en las distintas empresas. No todos los países cuentan con las mismas especificaciones y es importante que antes de firmar estés completamente seguro de tus deberes, obligaciones y derechos.

Documentos de utilidad para universitarios o jóvenes graduados

Europass: Si donde decides buscar empleo es Europa, puede ser muy útil tener los documentos Europass: CV, pasaporte de lenguas, suplemento al título europeo y documento de movilidad Europass. Cada uno de ellos, tiene un formato oficial reconocido en toda Europa y será positivo para tu búsqueda que los manejes.

Eures: La Comisión Europea crea en 1993 una plataforma donde se facilita la movilidad de los trabajadores dentro de la Unión Europea.

Becas de movilidad: Infórmate de los diferentes formatos a los que te puedes acoger si cumples los requisitos, existen distintos tipos de becas según titulaciones, nivel de idiomas o experiencia. Los que más pueden interesarte son las becas Faro (para estudiantes de últimos cursos universitarios), Argo o Leonardo.

Documentos de residencia y trabajo

Países comunitarios: Si tienes nacionalidad de uno de los estados miembro, tienes derecho a vivir y residir en cualquier otro que pertenezca a la UE. Dependiendo de la duración de tu estancia te harán falta solicitad unos permisos u otros:

Estancias cortas (menos de 3 meses): Con tu DNI o pasaporte tendrás todo lo necesario para estar legalmente en el país. Si estás buscando trabajo, puedes estar entre 3 y 6 meses, y más tiempo siempre y cuando puedas demostrar que estás en búsqueda activa. Si ya tienes trabajo, es necesario registrarte en tu nuevo lugar de residencia pasados los 3 meses.

Estancias largas (más de 3 meses): Cuando encuentres tu primer empleo en el país, debes registrarte obligatoriamente. Así podrás tener acceso a la Seguridad Social y comenzar a cotizar (siempre bajo las leyes de cotización de este país).

Países no comunitarios: Esto depende de cada país, todos tienen legislación específica de empleo y residencia: Existen países donde puedes entrar como turista, y una vez encuentras empleo, tramitar tu visado. En otros, es necesario entrar al país con el visado aprobado, oferta de empleo y permiso de trabajo.

Para tramitar concretamente toda la documentación, puedes contactar con la embajada o consulado.